EL GOBIERNO ES MIOPE

Empresarios lamentan que la Estrategia Nacional de Turismo no incluya una política de impulso a las reuniones.

El hecho de que la industria de reuniones no esté considera dentro de la Estrategia Nacional de Turismo, es una miopía absoluta por parte de la Secretaría de Turismo del gobierno federal, afirma el presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR), Jaime Salazar.  

“La misma estrategia señala como objetivo fundamental la creación de empleos y la necesidad de combatir la marginalidad en algunas regiones turísticas, y la industria de reuniones, como lo hemos dicho en repetidas ocasiones, tiene gran transversalidad en su derrama económica y es creadora de empleo permanente y temporal.”

Y aunque se han reunido con el secretario Torruco y otros funcionarios de Sectur, las respuestas que han tenido son “muy políticas” como dice Salazar, empero, no hay acciones contundentes que deriven en el fortalecimiento de las reuniones en México. “No hay una oportunidad clara de colaborar para el desarrollo y la promoción de esta industria que genera casi el 20% del total del PIB turístico del país”, lamenta Salazar.

NO NOS SENTAREMOS A ESPERAR

Ante tal situación el COMIR ya trabaja en su propia estrategia a la que se están sumando tanto Oficinas de Visitantes y Convenciones (OCV) como secretarías de Turismo estatales de diversos destinos turísticos. “Seguiremos trabajando para que los 310 mil eventos que se contabilizaron al cierre de 2018 (expos, congresos, convenciones, corporativos, incentivos) y dejaron 35 mil mdd de gasto, se incrementen; si para el gobierno federal esta cifra no es importante, nosotros seguiremos trabajando; al menos ya sabemos que no contamos con ellos”, dice el empresario.

EXCELENTE MANCUERNA CON SECTUR DF

En contraste, el gobierno local ha respondido a la alianza propuesta por el COMIR. “La relación es extraordinaria, Carlos Mackinlay es un conocedor de la industria de reuniones, no de ahora sino de hace muchos años, cuando fue secretario interino y yo presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales  en Exposiciones, Ferias y Convenciones (AMPROFEC) hablamos sobre la industria, sobre todo de expos; fue muy sensible a estos temas y como buen economista que es, entendió muy bien este tipo de actividad”.

OTROS DESTINOS SE SUMAN

Además de la Ciudad de México, otros destinos se están sumando a la estrategia para posicionar a México como sede de grandes encuentros. “Además de Mackinlay (CDMX), Michelle Fridman (Yucatán), Tere Matamoros (Guanajuato), Fernando Olivera (Tamaulipas), Darío Flota (Quintana Roo), Jorge Enrique Manos (Campeche), entre otros, son funcionarios que entienden la dinámica de reuniones y están dispuestos a trabajar; también muestran una gran disposición para acercarse a la iniciativa privada.”

LEGISLATIVO, UN ALIADO

Parte de la estrategia del COMIR también es acercarse a los poderes legislativos locales con el objetivo de “hacerles ver la importancia de tener una política que nos permita seguir impulsando el desarrollo de las reuniones en México, ese es el reto y el nuevo juego si queremos tener éxito y un futuro sustentable para la industria.”

El fin de semana pasado Miguel Torruco Marqués, titular del ramo, junto con el presidente Andrés Manuel López Obrador, presentó en Chetumal la Estrategia Nacional de Turismo 2019-2024, la cual plantea el traslado de la Secretaría de Turismo a la capital de Quintana Roo, mientras que el principal detonador es el mega proyecto del Tren Maya.

Sus cinco ejes principales son:

  1. Consolidar la integración y el desarrollo regional del sureste mexicano.
  2. Regionalizar destinos con vocación turística en macro regiones que generen un mayor equilibrio.
  3. Aumentar el gasto para ser los mejores, más que los primeros.
  4. Conciliar el crecimiento económico con el social.
  5. Diversificar los mercados para comercializar y posicionar los destinos y productos turísticos.