SHANGRI-LA VILLINGILI RESORT & SPA ESCONDITE EXCLUSIVO EN LAS MALDIVAS

Cada uno de sus rincones brinda un sinfín de experiencias, que van desde una caminata hasta una degustación gastronómica.

Ubicado en una isla privada, en el atolón de Addu, Shangri-LA Villingili Resort & Spa es un santuario tropical que ofrece a sus huéspedes una experiencia de lujo y confort en un destino bañado por las aguas del Océano Índico: las Islas Maldivas.

Con más de 100 villas, el resort se convierte en el refugio perfecto para aquellas parejas que están en busca de un espacio íntimo y tranquilo, pero también para los grupos que desean un lugar lleno de aventuras y adrenalina en medio de la naturaleza, ya sea en la cima de la jungla o a lo largo de la costa turquesa.

Su diseño y decoración está inspirado en el entorno, sin pretensiones, al natural: pisos de madera, duchas al aire libre, piscinas de borde infinito. Sus habitaciones son cómodas, están perfectamente equipadas y brindan hermosas vistas al océano debido a sus terrazas.

Las habitaciones más espectaculares son Villa Muthee y Villa Laalu.

Cuenta con tres restaurantes: Javvu, con platillos de Oriente Medio, Europa y Asia; Fashala, especialista en mariscos; y Dr. Ali, el cual fusiona las cocinas de India, Medio Oriente, Vietnam y China. También dispone de tres bares donde es posible degustar bebidas locales e internacionales, así como mixología de autor.

Uno de sus espacios más cálidos es Chi Spa, templo de relajación y bienestar donde es posible recibir masajes asiáticos, tratamientos ayurvédicos de la India, rutinas de inspiración local y programas de meditación, rodeados de bosque tropical.

Para disfrutar plenamente la estadía en la isla, los relojes marcan una hora adelante, así los huéspedes gozan de 60 minutos más de sol, lo que se traduce en más actividades para después admirar la puesta de sol a la orilla de la playa o en el salón M, al ritmo del DJ.

132

villas

3

restaurantes

3

bares

1

campo de golf, 9 hoyos

1

business center