ALCOHOL EN EVENTOS

Lo importante es evitar que pase de un gran evento a una situación incómoda.

Es una realidad que el alcohol tiene propiedades positivas y contribuye a reducir la tensión o timidez para favorecer un ambiente más ameno; sin embargo, es responsabilidad de los anfitriones evitar los excesos para que la situación no se salga de control.

Cualquier tipo de reunión social o de trabajo ─excepto las que están dirigidas a menores de edad─ brinda a las marcas y a los organizadores la posibilidad de utilizar las “virtudes” de las bebidas alcohólicas para fomentar un mejor ambiente, promover su propio producto o para que las personas se sientan más cómodas, desinhibidas y animadas. Empero, debemos estar conscientes de que si no hay una buena planeación el abuso de estas bebidas puede mostrar el lado oscuro de los asistentes, e incluso generar problemas al público, speakers, organizadores y como consecuencia, a la marca.

Quiero dejar muy claro que soy de las personas que disfrutan ampliamente de una buena copa de vino o un coctel; no quiero que esta columna suene a un sermón moralista, pero todos los involucrados en la industria tenemos el deber de cuidar de las personas y los recintos, en cada evento que organizamos.

Para tener todo bajo control comparto los siguientes tips:

  1. Mantente a la expectativa: indica a los meseros la medida de alcohol por copa. Si alguien abusa, acércate a tu cliente y pide su autorización para suspender el servicio de bebidas alcohólicas.
  2. Ofrece buena comida: ingerir alimentos ayuda a que el alcohol tenga un efecto menor. No des sólo botanas…
  1. Ofrece agua constantemente: pide a tu servicio de catering que ofrezca vasos con agua a los invitados con el propósito de que se mantengan hidratados y el efecto del alcohol sea menor.
  2. No pagues barra libre: te sugiero comprar las bebidas a consignación, de esta forma, si no se consume todo no tendrás pérdidas. Aunque cuando de bebida se trata, es poco común que sobre.
  3. Crea tragos originales: hay cocteles muy llamativos, llenos de creatividad. Contrata a un experto que prepare bebidas con los colores de la marca; antes platícalo con tu cliente.
  4. Piensa también en los que no beben: la diversión y originalidad en las bebidas no tiene que ser exclusiva de las alcohólicas. Es importante ofrecer opciones igual de interesantes para quienes prefieren no beber alcohol.
  5. Haz que tu reunión sea divertida: evita aplicar el dicho: “a más alcohol, más diversión”; sólo tienes que ser creativo y apasionado para encontrar, junto con tu equipo de colaboradores, actividades y contenidos que sorprendan y hagan pasar momentos especiales a tus invitados sin dotar de litros y exceso.
  6. Contrata un servicio de alcoholímetro: vale la pena demostrar a tus asistentes que estás preocupado por su seguridad. Instalar estaciones de alcoholímetro a la salida ayuda a evitar accidentes una vez que salen del recinto.

Juan Carlos Lozano es director general de la empresa Creatividad / @jlozano_creati

Foto de comida creado por rawpixel.com - www.freepik.es