MUY CERCA DEL CIELO

Trepar por las ramas de un árbol frondoso y perderte por varias horas entre sus hojas es quizá uno de los mejores recuerdos de tu niñez, invita a tus clientes a revivir esta experiencia en su luna de miel.

Fotografía: Cortesía de Azulik Resort, Keemala y Tsala Treetop Lodge

¿Quién no construyó –o intentó construir– la mejor guarida en compañía de sus pequeños amigos? Son pocas las personas que aseguran nunca haber descifrado un terrible acertijo o disfrutado la hora del té en las alturas, entre tablas de madera, trozos de cartón y muebles improvisados.

Revivir estas memorias y sacar a tu niño interior resulta un excelente pretexto para darle un toque peculiar a los viajes de lunamieleros, mientras disfrutan de paisajes únicos en destinos como el Caribe mexicano, Tailandia o África, donde confluyen las tradiciones de culturas milenarias con ambientes de lujo y confort.

 

MISTICISMO CARIBEÑO

Junto al mar turquesa de Tulum, Azulik Resort cuenta con 39 rústicas habitaciones que se camuflan entre la selva maya, invitando a los huéspedes (sólo adultos) a desconectarse de su cotidianidad y gozar de un verdadero descanso. Sin luz eléctrica, TV y wifi, la naturaleza es su principal amenidad. 

 

 

Las residencias están conectadas entre sí con puentes colgantes entre los árboles. 

 

 

Cada villa tiene:

  • Terraza privada

  • Columpio rústico

  • Cama balinesa colgante

  • Baño de mosaico

  • Amenidades orgánicas

 

REFUGIO TAILANDÉS

Con un encanto único, Keemala es un resort inspirado en el estilo de vida de cuatro tribus antiguas. Estas casas de árbol, construidas en medio del bosque de Phuket, ofrecen una estancia rústica pero lujosa y sofisticada, con jacuzzi a la orilla de un acantilado, experiencias holísticas y un exclusivo spa.

 

 

La tribu We Ha adoraba el universo y eligió vivir suspendida de los árboles para estar más cerca del cielo. 

 

 

 

Son 7 casas de árbol, cada una con:

  • 169 m2

  • Dos pisos

  • Piscina privada

  • Terraza al aire libre

  • Cama king size

 

ESCONDITE AFRICANO

Echar un vistazo único a la vida salvaje de África es la promesa de Tsala Treetop Lodge, un hotel suspendido en las copas de los árboles que trazan la famosa Ruta Jardín. Rodeado de exuberantes valles, el resort es resultado de una combinación entre las tradiciones de las antiguas civilizaciones y la modernidad del mundo occidental.

 

Ubicado entre las costas de Knysna y Plettenberg Bay, es escenario de un espectáculo natural de ballenas.

 

 

 

Tiene 6 casas de árbol, cada una con:

  • 2 dormitorios

  • Chimenea

  • Piscina privada

  • Terraza al aire libre

  • Amenidades a la medida