CONCEPTO CREATIVO

Tenerlo claro y definido te ayudará a alcanzar el éxito en todos los sentidos.

Para comenzar me gustaría aclarar que no es lo mismo concepto que concepto creativo:

  • Concepto: es la esencia de una marca implícita en su oferta; es lo que logra diferenciarla de sus competidores.
  • Concepto creativo o paraguas: es la aplicación de dicho concepto, en algo que llame la atención de los clientes potenciales buscando interesarlos e influir de manera positiva en su decisión. Es el eje rector del evento y se trata de esa idea genial bajo la cual se construye toda la estrategia de comunicación. Puede ser un sentimiento, un objeto, una situación, una frase, etc. y es a partir de esta idea clave es que se desarrollará una historia que se verá reflejada en cada una de las comunicaciones de la marca. 

La creación del concepto creativo para un evento toma tiempo y pasa por diversas etapas; surge después de una lluvia de ideas con el cliente, diseñadores, copys y el área de cuentas; todos buscando la transmisión asertiva de mensajes que logren satisfacer las necesidades del cliente y que, además, impacten al público.

La ejecución del concepto creativo debe ser significativa, auténtica y sorprendente; que rompa paradigmas y pueda plasmarse de manera sencilla en las diversas aplicaciones, desde la invitación, la ambientación, el escenario, el contenido, los promocionales, los mensajes web, las conferencias, las actividades, etc; una idea transmitida únicamente en unas cuantas diapositivas, no es un concepto.

 

Independientemente del tipo de evento, mi sugerencia es que crees un evento con sentido, que logre generar experiencias memorables, evoque emociones, estimule los sentidos y que perdure en la mente y corazón de los asistentes.

Para alcanzar esas metas te sugiero poner especial atención en los siguientes elementos:

  1. Claridad: el concepto creativo tiene que ser sencillo y entendido para tu audiencia
  2. Diferenciación: pregúntate, ¿es sobresaliente frente a la competencia?
  3. Vigencia: busca una idea que sea atemporal
  4. Memorización: alinea el concepto con los gustos de tu target, así será más sencillo que lo recuerden. El reto es que penetre y permanezca en la mente de los asistentes por sí mismo
  5. Aplicabilidad: el concepto debe ser adaptable a las diversas aplicaciones sin perder el eje rector de comunicación

Juan Carlos Lozano es director general de la empresa Creatividad / @jlozano_creati

Foto de fondo creado por rawpixel.com - www.freepik.es>