ADIÓS AL JET LAG

Una de las causas que genera estrés son los viajes demasiado largos o con escalas, sin importar si se trata de negocios o de placer. Y qué decir del jet lag, seguramente lo has experimentado, ocurre cuando el reloj interno de tu cuerpo no está sincronizado con el huso horario del lugar que visitas. Se produce principalmente cuando volamos de oeste a este porque al viajar en esa dirección perdemos horas durante los cambios de tiempo cronométrico, y esto provoca que nuestro reloj biológico tenga un ciclo superior a 24 horas.

Pon en práctica los siguientes consejos para que dejes de sufrir al volar en avión.

  1. Adiós al alcohol

Es una realidad que a varias personas les genera miedo o demasiados nervios viajar en avión, por lo que optan por tomar bebidas alcohólicas. Si es tu caso, mucho ojo, no te excedas porque puedes lamentarlo. El alcohol en exceso causa deshidratación y te sentirás peor.

  1. Bebe mucha agua

Mantenerte hidratado, ayuda a que tu cuerpo resista con mayor facilidad el cambio de horario.

  1. Olvida el ayuno

Es importante que te alimentes sanamente y no te saltes ninguna comida, si lo haces, tu cuerpo tendrá una descompensación mayor.

  1. Accesorios

Si viajas de noche no dudes en utilizar audífonos noise reduction, antifaz, cojín para cuello y por qué no, una rica cobija. Recuerda que es importante que, aunque te cueste trabajo, tu horario de descanso sea acorde al del lugar que visitas. Todo lo anterior ayudará a que el sueño sea reparador y por lo tanto disminuya el estrés.

  1. Mantente en constante movimiento         

Durante el vuelo no dudes en caminar por el pasillo, hacerlo ayudará a que te sientas más tranquilo y que no te estreses con facilidad, inclusive existen ejercicios de estiramiento y yoga, especiales.

  1. Asegúrate de dormir en el momento correcto al llegar a tu destino

Te aconsejo que te programes física y mentalmente a dormir durante la noche una vez que llegues a tu destino; definitivamente el mayor reto es no dormir durante el día porque es probable que en tu horario original sea ya muy tarde; sin embargo, tienes que evitar a toda costa dormir antes de que se salgan las estrellas. Cambiar tu reloj de mano justo al momento de aterrizar te ayudará a medir y administrar mejor tus horas de sueño y de vigilia.

Si eres un meeting planner con una agenda llena de viajes, quizá para ti el estrés al trasladarte en avión, así como el jet lag es inevitable; requieres de un esfuerzo extra para acostumbrarte a volar por varias horas, así como al cambio de horario, por eso te recomiendo que tomes los consejos anteriores para que logres disminuir tus niveles de tensión y cansancio. ¡Disfruta tus viajes!

*Juan Carlos Lozano es meeting planner y director general de la empresa Creatividad  @jlozano_creati

Imagen Designed by Freepik