EVITA EL SÍNDROME DE BURNOUT EN 6 PASOS

Es imposible evitar el cansancio que se siente después de producir una convención para un gran corporativo, o al pasar 4 días en un evento internacional de la industria de reuniones, con una agenda laboral y social intensamente saturada.

Pero por nuestro propio bien, el de nuestra familia y empresa, debemos evitar cruzar el límite del cansancio y estrés, eludiendo en todo momento las tenebrosas sensaciones que puede producir el Síndrome de Burnout, definido por los expertos como el desgaste total, a nivel físico y emocional, el cual es capaz no sólo de acabar con tu motivación, inclusive de llevarte a una depresión clínica.

Y es que la profesión de organizador de eventos corporativos cada año está en el top 10 de las carreras más estresantes. Tras 27 años de experiencia en este sector afirmo que “no es necesario” que nuestra labor sea percibida, aceptada y ejecutada, para soportar tal sufrimiento. La combinación del agotamiento mental mezclado con agotamiento físico, puede llevarnos literalmente  a “quemarnos”, pues las defensas se bajan y por ende enfermamos.

Desgraciadamente las personas que experimentan un burnout se bloquean, no pueden moverse, pensar, y mucho menos actuar.

Para evitar esta mala experiencia te recomiendo lo siguiente:

  1. Respeta tus límites y el límite de tus colegas; no te exijas ni esperes que absolutamente todo se resuelva de manera “urgente”. Si bien hay que dar pronta respuesta y solución a las solicitudes del cliente y a los problemas que se presenten, date tiempo y calma para tomar las decisiones atinadas.
  2. Aunque bien dice el dicho que “el cliente tiene la razón” la verdad es que si te contrata es porque necesita de tu experiencia y de tus conocimientos; por lo que tú tienes que llevar un control de los tiempos de planeación y ejecución a base de un documento formal, ya sea un timeline, un minute by minute o algún otro formato que te funcione para dejar que queden muy pero muy claro los deadlines.
  3. Pon tu salud como prioridad. Esto implica poner atención a tus hábitos alimenticios y rutinas de ejercicio. Te recomiendo lleva contigo un snack saludable a los eventos e hidratarte constantemente, ya que desde el momento del montaje, el concepto del tiempo se vuelve drásticamente abstracto; no es bueno dejar de ingerir alimentos y agua. Una barra de granola, un yogurt bebible, fruta, nueces, en fin, son muchas las opciones prácticas.
  4. Duerme lo suficiente. No vale la pena que “alimentes” un insomnio que sin duda trae terribles consecuencias. Aprovecha para descansar lo más que puedas en tus tiempos libres y fines de semana.
  5. Asegúrate de llegar antes de que comience el evento y, si es foráneo, no tomes vuelos que arriesguen tu hora de llegada.
  6. Si te gusta la meditación y yoga puede ser una opción extraordinaria, especialmente días previos a tus grandes eventos. También puede funcionar que te des unos minutos de silencio, una respiración profunda o inclusive reza, antes del evento.

Los meeting planners tenemos que ser muy responsables con nosotros mismos y nuestros equipos de trabajo; hay que aprender a escuchar y entender a cada uno de nuestros cuerpos y nuestras mentes. También es necesario definir muy bien cuáles son nuestros límites y no pretender jugar a los súper héroes, además de mantenernos estrictamente alejados del alcohol y las drogas. La meta es lograr un equilibrio que nos permita ser funcionales, creativos y asertivos.

*Juan Carlos Lozano es Director General de la empresa Creatividad

Imagen: Designed by Freepik