LO BUENO DE UN MAL AÑO

MDC Magazine #136

Lo bueno de que 2019 haya sido un mal año para la industria de reuniones es que ya acabó. Lo malo es que, según las proyecciones, 2020 no será mejor, salvo por la ventaja que representa el estar preparados para lo peor.

Se trata de ver las cosas desde la óptica de Wiston Churchill, quien declaró que “las dificultades controladas son oportunidades ganadas”.

Una visión que, a decir del presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR), Jaime Salazar, hará la diferencia entre caer 12%, como el año pasado, a bajar un máximo de 7% ─como se estima─, para este año.

La causa ─lo dijo sin tapujos─ es un gobierno inexperto, pero bien intencionado (abierto al diálogo y dispuesto a aprender), ante el cual hay que mantenerse como un gremio unido y muy bien organizado, en constante comunicación e innovación.

Por ello, la capacidad más necesaria en estos tiempos será, sin duda, la creatividad. Esa que ante la negativa de formalizar enlaces matrimoniales entre personas del mismo sexo, ha generado un nicho de negocio importante para el segmento de romance: el de las bodas simbólicas, del cual damos cuenta, también, en esta edición.

Creatividad que amplía, a posibilidades cada vez más exóticas, la oferta de lugares donde casarse y dicta las tendencias que marcan, desde la ambientación hasta el catering de las bodas. Esa que crea nuevos productos y nos vuelve más eficientes y competitivos. Esa que se mantendrá como la única línea editorial que sigamos en MDC Magazine. La que llena de oportunidades el horizonte de cualquier panorama de crisis.

Entonces, parafraseando a Albert Einstein, es el mejor momento para pasarnos unos a otros esa creatividad que es contagiosa.

Cover MDC 136