TRAVESÍA DE UN WEDDING PLANNER

Antes y durante la boda

Estaba en una de esas semanas de locura, tendríamos dos eventos ese fin de semana, una boda para 300 personas y una graduación para 1,000; el reto estaba por venir y mi cabeza trabajaba al 200%; pensaba que si la gente pudiera saber todo lo que pasa por nuestra mente, tal vez sería más valorado y respetado, pero como aún eso es imposible, se los comparto.

Por: Paula Abreu*

PREVIO A LA BODA

wed planner

  • ¡No han mandado las listas! Voy a escribirle a la novia para que las envíe hoy, si no, no va a dar tiempo.
  • Hay que “re confirmar” a los proveedores, revisar con ellos horarios finales de montaje.
  • ¿Todo ese alcohol? Les va a dar una congestión, por qué nunca hacen caso a mi sugerencia.
  • Armar manuales, repasar logística, pensar todos los escenarios posibles y compartir con el equipo.
  • Checklist de detalles: botiquín, radios, la bolsa de la novia, etcétera.

LA MAÑANA ANTES DEL EVENTO

  • Mariposas en la panza, lista para un nuevo reto, ¡vamos con todo!
  • Recogiendo ramos: ¡Wooow! están increíbles, me encantan, están más bonitos que los de las fotos, la novia los amará.

flowers

HORAS ANTES EN LA LOCACIÓN

  • Briefing con staff: repites 3,500 veces los puntos y detalles más importantes para que a nadie se le olvide nada, motivas y confías en que tu equipo es el mejor y hará todo porque este evento sea memorable.
  • Detalles de montaje: manteles estirados, bien extendidos, sillas alineadas, que todo quede perfecto.
  • ¿Dónde está el de la música?, ¿a qué hora empieza la prueba de sonido?, ¿dónde está el de la iluminación?
  • ¿Y este cablerío qué?, ¿y esas cajas de cartón?, ¡quítenme todo, vayan ordenando!

EN LA BODA

  • ¡Novia! Aaaawww se ve hermosa, ¡quiero las fotos de esta boda ya!
  • “Double checked de todo en 5 minutos”, menús, números, lugares, ok, todo quedó, ¡se ve increíble!
  • Monaje
  • Ya me duelen los pies y esto apenas empieza…
  • Se ven buenos los canapés, ¡tengo hambre!
  • (Avisan por radio de unas personas que no están en listas) revisas, ¡habían cancelado!, ¿por qué llegan si habían cancelado?
  • Bien, ya está el 90% de la gente, viene lo bueno. ¡Entrada de los novios!
  • Canción lista, ¡va la entrada! ¡Pirotecnia sorpresa!
  • Listo, meseros, ¡sale banquete!
  • Sondeo de mesas, checar restricciones de menús, asignación de los que llegaron tarde.
  • ¡Estoy muerta!, revisemos últimos horarios de desmontaje.

Generalmente, el día de la boda sigo tan emocionada que me cuesta muchísimo trabajo dormir, nos aventamos jornadas de entre 18 o hasta 24 horas de trabajo continuo, es una gran labor, no sólo por el trabajo físico y mental, sino por toda la información que manejamos y la presión, por la cantidad de variables involucradas, una sola persona es imposible que logre hacerlo todo.

teamwork

Te invito a leer esta nota completa: “Las 125 cosas que piensa un wedding planner, antes, durante y después de la boda” en paulaabreubodas.com

Paula Abreu

*Directora para México de la International Wedding and Event Industry Association