WEDDING PLANNERS Y DMC´S, UNA ALIANZA PROMETEDORA

Desde la selva

Integrar el segmento de romance a la cadena de valor de la industria de reuniones expande sus oportunidades de negocio, lo que se traduce en un ganar-ganar.

Como DMC brindamos nuestros servicios a organizadores de congresos, convenciones, viajes de incentivo, asociaciones y corporativos de empresas, entre otros importantes clientes. Cambiando un poco esta tradición de trabajo, en los últimos años he sido contratado por organizadores de bodas y eventos similares del segmento de romance, que si bien maneja otro giro, brinda servicios en los que podemos ser proveedores, tales como recorridos turísticos para familiares y amigos de los novios, habitaciones de hotel, renta de autos, camionetas y hasta autobuses, por mencionar algunos.

En este medio tan competido, crear una alianza de trabajo con nuestros amigos wedding planners se vislumbra más que benéfico para tener nuevas opciones de clientes potenciales, sin perder de vista nuestro giro principal como DMC y los objetivos que tiene cada mercado: el de la industria de reuniones y por otro lado, el del segmento de romance, es decir, zapatero a tus zapatos, no estamos planteando que el DMC cambie y pretenda organizar otro tipo de eventos.

Si bien es cierto que las plataformas digitales, portales de internet y otras aplicaciones presentan una nueva competencia en la contratación de servicios, en el tema de organización de eventos hay muchas áreas de oportunidad, sobre todo para quienes diseñan experiencias únicas y brindan servicios personalizados. Ahí reside la experiencia de trabajo de un buen DMC, misma que se convierte en una herramienta que puede ayudar a elevar el nivel y calidad de un evento, puesta al servicio de un organizador profesional de bodas y eventos de romance.

El tema no es ser un proveedor más de servicios, mismos que pueden ser contratados en los medios arriba mencionados, sino contribuir a enriquecer los eventos de los wedding planners y ofrecerles mayor valor en lo que solicitan, además de que ese valor se traduzca en un ganar-ganar en la creación de eventos exitosos para los clientes finales. De esta manera habría una diferencia notable en contratar y hacer alianza con los DMC.

Un elemento clave en este negocio y muy importante de poner sobre la mesa es el tema de la ética, el respeto y la lealtad que debemos tener hacia los organizadores que nos contraten (del giro que sea) y sus clientes; de esta manera, además de eficiencia, experiencia  y otros diferenciadores, pueden tener la certeza de que están haciendo equipo con empresas confiables que merecen ser sus aliados de negocios.

Saludos a nuestros amigos wedding planners.

*Director general de la OCV del estado de Chiapas; ex presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes filial Chiapas DMC.