ENSENADA, EL ASTRO REY

Si de vinos se trata

“Descubrir un buen vino es mejor para la humanidad que descubrir una nueva estrella”, aseguraba el pintor italiano Leonardo Da Vinci. Atrévete a comprobar esta premisa en Ensenada, destino que posee una gran y variada constelación de sabores nacientes de la vid.

Un tono rubí destella en la copa de cristal, su interior desprende aromas sutiles a frutos rojos, mismos que en boca toman forma de cerezas negras, moras y granada. Tal armonía –de colores, sabores y esencias– se fusiona con la sensación de estar “abrazado” por la naturaleza, entre hermosos viñedos, colinas de todos tamaños y un generoso terroir que forma parte de la región enológica más importante del país.

Hoy Ensenada es un punto de encuentro obligado para expertos y amantes del vino, incluso para la nueva generación de wine lovers. Gracias a ello, en la Ruta del Vino se están desarrollando nuevas propuestas que se caracterizan por su creatividad, jovialidad y honestidad. ¡Conócelas y sorprende a tus grupos con una de las mejores experiencias gourmet en México!

De acuerdo con cifras del Comité Provino, en Baja California se produce 75% del vino que se elabora actualmente en México, siendo Ensenada el municipio donde se concentran el mayor número de vinícolas y hectáreas sembradas con vid. Los valles más importantes en materia enológica son: Guadalupe, San Antonio de Las Minas, Ojos Negros, San Vicente y Santo Tomás.

130 AÑOS DE TRADICIÓN

Santo Tomás, Ensenada

Fundada en 1888, Santo Tomás es la bodega más antigua de Ensenada y Baja California. Actualmente cuenta con tres cavas: Vinícola Santo Tomás, Cava Miramar y Cava San Antonio de las Minas. Esta última, remodelada y abierta al público recientemente, alberga al restaurante Villa Torél –a cargo del reconocido chef Alfredo Villanueva–, el cual muestra lo mejor de la cocina y los ingredientes locales.

Aunado a ello y a fin de alcanzar mayor proyección internacional y conquistar al mercado millennial, Bodegas Santo Tomás anunció una nueva incorporación a su equipo de expertos: la enóloga española Cristina Pino.

Santo Tomás

PARA GRUPOS

  • Cata de vino y chocolate (6 personas mínimo)

  • Cata de vino y ceviche (10 personas mínimo)
  • Cata de vino y queso (10 personas mínimo)
  • Taller Arte y Magia (4 a 25 personas)
  • Taller 5 vinos y 5 moles (10 personas mínimo)

PASIÓN ARTESANAL   

“El vino es una escultura aromática que captura el tiempo y un momento de belleza en la vida de la viña”, asegura José Luis Durand, enólogo y propietario de Durand Viticultura. Esta bodega se caracteriza por vinificar la uva de forma manual (pisoneo en tanques abiertos de 800 kg), por lo que el resultado es una producción boutique –de 3,000 a 3,500 cajas anuales– con etiquetas únicas. Sus vinos maduran en botella por 12 meses, antes de salir a la venta. 

SUS ETIQUETAS

-Icaro, el corazón de la bodega

-Ala Rota, la etiqueta más entrañable

-Marella, la expresión de la influencia marina que define a Guadalupe como un valle vinícola

“Tu vino favorito es la llave a tu memoria”, José Luis Durand, enólogo chileno.

WINE + DESIGN

Con un diseño contemporáneo e inspirado en el folklor mexicano, Relieve es una de las vinícolas más jóvenes de Ensenada. Su concepto destaca por fusionar –con armonía y sutileza– arquitectura, enología y gastronomía dentro de un mismo viñedo. La experiencia al paladar se redondea en Mixtura con platillos rústicos, la mayoría de origen local.

¡IMPERDIBLES!

  • Vino rosado (Pinot Noir/Malbec)
  • Vino blanco (Chardonnay/Chenin Blanc)
  • Ceviche de pescado (en Mixtura)

ARMONÍA MUSICAL

Inspirada en los acordes de la naturaleza, Concierto Enológico es una vinícola que busca retribuir a la tierra, al menos, un poco de todo lo que nos da. Fundada en 2004 por Luis Sarabia y su familia, esta bodega experimenta nuevas técnicas en la elaboración del vino, sin olvidar su esencia. Cada una de sus etiquetas va de la mano con una melodía o un género musical –desde música clásica hasta cumbia–, generando una experiencia sensorial.

SUS ETIQUETAS

  • Obertura
  • Allegro
  • Pauta
  • Forza
  • Concierto
  • Gran Concierto

 Uno de los proyectos más importantes de la vinícola es la construcción de un salón para eventos dentro del viñedo, con capacidad para 250 o 300 personas.

AMOR EMBOTELLADO

Valle de Tintos

Valle de Tintos es un proyecto que nace desde el corazón, impulsado por el amor que se profesa una joven pareja y de su pasión por el vino. Nicole Martain y Álvaro Romero son un par de emprendedores que forman parte de la nueva generación del vino en Ensenada, así su propuesta se caracteriza por ser honesta y jovial –sin complicaciones–, ideal para quienes inician en el mundo del vino.

-5 etiquetas

-4,500 cajas de vino anuales

-Sala de degustación

-Recorrido por la vinícola

-Grupos pequeños (10 a 25 personas)

CON BUENA ONDITA

Enclavada en las colinas del Valle de San Antonio de las Minas, Kruger es una bodega pequeña pero con onda, donde puedes degustar un buen vino… ¡sin dress code ni protocolo! Sus instalaciones albergan dos proyectos enológicos –Vinos Kruger y Terra Turcott– y un restaurante –La Doble T–, los primeros están a cargo del enólogo Eduardo Kruger y el segundo es atendido por el chef Iker Turcott.

¡TIP! El mejor lugar para disfrutar de una copa de vino, en compañía del atardecer, es la terraza que se encuentra en lo alto del contenedor marítimo.

CREATED IN ITALY, MADE IN MEXICO

Cava Maciel inició con una aventura en Italia, donde Jorge Maciel –su propietario– descubrió su más grande hobbie: el vino. Su primera añada dio como resultado pocas botellas, sólo para disfrutar con los amigos más entrañables. Hoy, tras varios años de trabajo, la bodega cuenta con diversas etiquetas, incluso con el restaurante Carne y Vino, el cual ofrece platillos emblemáticos de la cocina argentina.

Cava Maciel brinda una de las mejores vistas de la zona vitivinícola de Ensenada, está ubicada en el Valle San Antonio de las Minas.

A la par de las experiencias que estas bodegas ofrecen a quienes desean explorar nuevas propuestas enológicas, Ensenada también está innovando en cuestión de alojamiento. Lugares como Maglén Resort y Agua de Vid se están convirtiendo en hotspots de la Ruta del Vino, gracias a la vanguardia de sus conceptos y la peculiaridad de sus espacios.

TRES EN UNO

Bajo un diseño arquitectónico que privilegia el cuidado al medio ambiente, sin dejar de lado el confort de sus huéspedes, Maglén Resort –considerado el hotel más grande de Ensenada– fusiona tres opciones de hospedaje: villas, suites y glamping. Cada estancia brinda una experiencia distinta, pero coinciden en la calidad de sus servicios y amenidades.

Maglen Resort

ENCINAL

24 suites

TESELA (glamping)

16 habitaciones

VILLAS

13 estancias

+ESPACIOS

  • 2 salones
  • Jardines
  • Terrazas
  • Sala de degustación
  • Cava
  • 3 albercas

Maglen Resort

+SERVICIOS PARA EVENTOS

  • Transporte
  • Catering

 Próximamente contarán con una nueva opción de alojamiento para aventureros: campers.

La oferta de Maglén Resort se complementa con dos restaurantes: Cantera (cocina a la leña), a cargo del chef Joel Quinatana; y Ha´che (estilo campestre mediterráneo), dirigido por el chef Saúl Flores. Además de Ruta 90.8, un espacio casual que ofrece lo mejor en cerveza artesanal.

Maglen Resort

VINTAGE, RÚSTICO E INDUSTRIAL

Construido con materiales reciclados de la zona –como hormigón, acero y vidrio–, Agua de Vid es un hotel boutique de arquitectura sustentable, abierta y minimalista. Sus habitaciones están diseñadas para disfrutar del entorno en cualquier momento del día, por ello están conformadas por paredes de concreto y enormes ventanales. En ellas, destacan detalles como pisos geométricos, cortinas de mezclilla, focos vintage y amenidades green distribuidas en contenedores (cero botellitas).

HOTEL

  • 24 habitaciones
  •      12 Lofts
  •      12 suites

ZINGARO HOSTAL

  • 11 salas de glamping (privadas y compartidas)
  • Zona de fogata
  • Barra multiusos

PARA EVENTOS

  • Jardín
  • Salón Barragán
  • Galería de arte
  • Asador campestre

Agua de Vid no sólo sorprende por su arquitectura, también por su oferta gastronómica. Su restaurante, Pancracia, está a cargo del chef Diego Zavala (¡con tan sólo 22 años!) quien ofrece un menú estilo Bajamed con influencias orientales. Por su parte, La Tintorera Lounge es un espacio que te invita a disfrutar de la tarde-noche con buena compañía, tragos de autor, cerveza artesanal y vinos locales.

El hotel tiene un proyecto de expansión que incluye una zona residencial, con viñedo y caballerizas.

Fotos: David Josué