AVIACIÓN EXPERIMENTA RETO MAYÚSCULO 

Más allá de la crisis financiera, la IATA habla sobre la distribución de vacunas.  

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) aseguró que la aviación enfrenta su mayor desafío hasta hoy, y no se refirió a la crisis financiera que azota desde hace unos meses al sector más dinámico del sector turismo sino a su falta de capacidad para distribuir la vacuna contra el Covid-19. Para darnos una idea del reto, el organismo internacional dijo que se requerirá el equivalente a ocho mil aviones jumbo para llevar una sola dosis a 7,800 millones de personas.  

En este sentido la IATA advirtió sobre las limitaciones que podrían obstaculizar la distribución rápida de vacunas a todo el mundo.  

¡Se pone las pilas! 

Mientras las farmacéuticas más importantes se concentran en descubrir una fórmula contra el coronavirus y en tener la aprobación de los organismos reguladores, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo aseguró que ya está trabajando con aeropuertos, aerolíneas organismos de salud y otras empresas involucradas para delinear un plan que permita una distribución efectiva de la vacuna.  

Vacuna covid IATA

“La entrega segura de las vacunas contra el Covid-19 será la misión del siglo para la industria global del transporte aéreo; no sucederá sin una planificación cuidadosa previa, el momento para eso es ahora. Instamos a los gobiernos a tomar la iniciativa para facilitar la cooperación en toda la cadena logística a fin de que las instalaciones, los arreglos de seguridad y los procesos fronterizos estén listos para la gigantesca y compleja tarea que se avecina”, expresó Alexandre de Juniac, director general de la IATA.  

Principales retos 

Aunque las vacunas pueden distribuirse por tierra, especialmente en los países desarrollados donde puede haber una fabricación local, también tendrían que enviarse vía aérea a otras naciones, señaló el directivo de la IATA, y precisó que para distribuir una sola dosis a 7,800 millones de personas se necesitarían ocho mil aviones de carga Boeing 747, pero cualquier vacuna puede necesitar más de una dosis.  

La IATA también explicó que las vacunas deben almacenarse a una determinada temperatura, lo que significa que no todos los aviones son adecuados para el traslado.  

Además, debido a la severa caída en el tráfico de pasajeros diversas líneas aéreas redujeron su flota y dejaron en tierra muchos aviones, una situación que quizá no se solucione a largo plazo.  

(Con información de The Guardian)  

Imagénes: freepik