EMPRENDIENDO DESDE EL ALMA 

Una historia de empoderamiento y magia femenina.  

Todos los seres humanos tenemos una misión: ayudar. El cómo es el gran descubrimiento individual y al mismo tiempo el sentido de vida. Jasive Fernández lo hizo desde muy joven y persiguió ese cómo hasta materializarlo, no sólo en diversos proyectos sino en bienestar real y tangible. 

Jasive Fernández

Su descubrimiento temprano también se debió a que en casa tuvo inspiración de primera mano; orgullosa y emocionada relata que las mujeres de su hogar siempre mostraron un corazón emprendedor, así que sólo puso atención a esos latidos que la llevaron hasta el camino desde donde hoy contribuye para construir una sociedad mejor.  

“Siempre me he movido en un ambiente de emprendedoras, mi abuela, mi madre y mi tía han sido independientes, no sólo en el sentido económico, sino que se han ocupado de desarrollar sus pasiones y eso para mí fue un gran ejemplo, pues han tejido redes femeninas y esta acción las fortalece y a su vez impacta positivamente en la vida de otras mujeres”.  

Despertar de la consciencia 

Jasive comparte, durante una agradable charla entre espíritus femeninos y con los lectores de MDC - The Event Planner´s Magazine, cómo fueron sus primeros proyectos ꟷdirigiendo una marca internacionalꟷ y su encuentro con el mundo de la moda, el cual además del glamour que proyecta también encierra circunstancias desiguales en términos laborales.  

“Sentí tristeza y decepción cuando llegué a los primeros talleres en la India y descubrí que mientras los hombres trabajaban sentados las mujeres lo hacían en el suelo”.

Impactada por las decisiones de los dueños de esas fábricas, la tapatía decidió exigir condiciones de igualdad y asumir el “costo”, literal, de aquel requerimiento que emanaba desde lo más profundo de su ser y por lo que estaba dispuesta a luchar. Jasive tenía claro que era importante producir a bajo costo, sin embargo, decidió que lo era más ofrecer prendas de calidad y, apremiante, generar condiciones laborales y sociales más equitativas.  

Jasive Fernández, Niza

Dichas acciones marcaron su desempeño como socia y directora, a nivel global, de la marca española Niza, con la cual abrió mercado en Estados Unidos y otras naciones de Europa, Asia y países árabes.  

Emprendimiento con causa  

En octubre del año pasado, teniendo un escenario adverso, lanzó su primera colección: Jasive by Niza. De nuevo, este proyecto también estuvo teñido con un “tinte” social; las prendas se confeccionan en tierra azteca y en un taller propio que abrió esta gran emprendedora con causa, con la finalidad de emplear a madres solteras, quienes hoy tienen la posibilidad de generar un ingreso económico y al mismo tiempo condiciones laborales flexibles para seguir cuidando a su familia.

Jasive by Niza

“A veces tenemos que dejar de lado lo rentable para abrir paso a la flexibilidad; pero cuando te atreves a dar ese paso y atiendes las necesidades de los otros, existe un mayor involucramiento y se eleva la productividad”.  

Por un planeta mejor 

La Responsabilidad Social Individual siempre ha sido el hilo conductor de Jasive, por lo que además de contribuir a mejorar la vida de diversas mujeres también se ha ocupado de cuidar el entorno natural. “Cuando empecé a viajar también me di cuenta de la contaminación que había en muchos países”. En este sentido, desde hace varios años se ha enfocado en acciones concretas: 

💚Trabajar con textiles menos contaminantes 

💚Usar algodón orgánico 

💚Seleccionar árboles que se regeneran más rápido 

💚No teñir telas completas sino prendas 

💚Usar empaques ecológicos 

💚No usar plástico 

Trascender, el objetivo de la vida 

Es la visión de una mujer que también se dedica al sector inmobiliario y a la administración de riesgos, además de ser catedrática en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). Desde su punto de vista, en México hace falta mucha labor para generar condiciones de equidad entre hombres y mujeres, pero “hay que ir poniendo el ejemplo, hay que ir generando más oportunidades de trabajo, pero con mejores condiciones y atendiendo siempre las necesidades de los otros, sobre todo de las mujeres; sin duda faltan modelos orientados hacia este objetivo”, concluye Jasive Fernández.  

Jasive Fernández, Niza