INGENIO Y ADAPTABILIDAD EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Alejandro Ramírez Tabche afirma que sobresale una industria más fuerte y unida.

Sin duda la aparición de la Covid-19 propició un vuelco en la forma de interactuar; si trasladamos estos cambios al terreno de la organización de eventos hoy vemos la adopción de acciones concretas para preservar la salud de quienes comienzan a interactuar en un espacio físico con el objetivo de capacitarse y hacer negocios.

Muchos de estos protocolos que se están estableciendo en prácticamente todos los países llegaron para quedarse, lo que supone algo positivo. Así piensa el CEO de Business Travel Consulting (BTC): 

“La higiene personal siempre es importante y estas nuevas medidas que hoy estamos implementando se quedarán para siempre”. 

Cuestión de creatividad

Sin duda la pandemia aceleró ciertos procesos, como los que implican la adopción de tecnología, pero lo que para muchos está representando incursionar en un escenario innovador, a otros los ha limitado debido al incremento de recursos económicos que esto supone. Para el destacado planner esta es una idea equivocada.

Hoy la tecnología es parte de la oferta para realizar eventos híbridos, pero pienso que no es necesario hacer una gran inversión. Existen muchas plataformas digitales, como Zoom, y otras herramientas que hoy permiten organizar reuniones más eficientes. No siempre es cuestión de economía, es más valioso agudizar la creatividad y tener una mayor adaptación a los diversos escenarios”, asegura.

La principal herramienta de BTC para combatir los estragos de la crisis consiste en potencializar las fortalezas de su equipo, organizar encuentros a la perfección, atraer nuevos negocios y correr riesgos para alcanzar el éxito.  

La tecnología, ¿también llegó para quedarse? 

Todo en esta vida necesita equilibrio y en eso coincide el líder de BTC. Desde su punto de vista, incorporar algunas herramientas tecnológicas supone una ventaja en muchos casos.

“Si hay un ponente que debe viajar muchas horas para arribar a otro país, quizá supondrá mayor comodidad tener presencia virtual, si la tecnología facilita procesos o contribuye a ahorrar recursos económicos, no hay razón para no usarla”. 

A pesar de que debido a la situación hoy los eventos híbridos suponen una alternativa, el uso de tecnología para relacionarnos no será una constante, opina Alejandro.

“Actualmente es una solución, pero no será algo que predomine. Seguiremos organizando eventos face to face porque los seres humanos necesitamos contacto y tener un acercamiento personalizado. En BTC hemos privilegiado el contacto físico y también tenemos una plataforma 360° para organizar eventos virtuales de gran escala.”  

El CEO de BTC asegura que el éxito que ha logrado de la mano de su equipo se basa en crear soluciones originales para ofrecer a sus clientes, en todo momento, la mejor opción.  

¿Mayor reto?  

Para el creativo, organizar eventos híbridos no supone un gran cambio. “En realidad todo depende del evento, si es necesario realizar una transmisión con varias charlas de manera simultánea es más complejo… antes sólo se usaba el streaming, hoy necesitamos conectar a todos los asistentes de forma accesible y, sobre todo, desarrollar un buen contenido.”

Consciencia para seguir avanzando  

Otro tema que podría convertirse en eje rector es la sostenibilidad. Al respecto, Ramírez Tabche comenta que este es otro proceso que aceleró la pandemia por Covid-19, y vislumbra un escenario en el que poco a poco irán “desfilando” nuevas medidas que contribuirán al cuidado del entorno natural. “De manera paulatina iremos migrando de lo tangible a lo digital, imprimiremos mucho menos, seremos aún más cuidadosos para evitar el desperdicio de alimentos, sustituiremos el pet por vidrio o por recipientes propios y desde luego que elegiremos sedes que adopten acciones de Responsabilidad Social.” 

Igualmente subraya la importancia de trabajar con proveedores certificados pues “ahora todos estamos preocupados por incorporar procesos adecuados y que generen mayor seguridad”. 

Una industria más unida 

Alejandro Ramírez Tabche concluye recalcando que del torbellino que supone este desafío mundial sobresale una industria más fuerte y unida, aunque el reto, acepta, sigue siendo “comunicar mejor, que vean que no todo es sol y playa”.