ROSEWOOD PUEBLA

Rosewood efectuó a una reconstrucción que respetó fielmente la historia local, por lo que el ambiente se percibe contemporáneo, artístico pero sobre todo muy acogedor, distante de los entornos ajados de las casonas de antaño.

Restauradores y arquitectos trabajaron alimón por casi tres años ante la mirada vigilante del INAH para rescatar la majestuosidad de una serie de edificios que resguardan cuatro siglos de historia poblana, proyecto al que más tarde se unió el afamado despacho de diseñadores Wimberly junto a diversos artistas mexicanos para dar vida a la cuarta propiedad de Rosewood Hotels and Resorts en México.

Esta intervención en los vestigios arquitectónicos de una serie de construcciones asentadas en el Barrio de San Francisco representó un gran reto, pues se encontraron mezclas de materiales en paredes y firmes que debían respetarse por considerarse edificios con alto valor histórico. El resultado de esta adaptación fue la singularidad en tamaños y diseño en sus espacios, logrando habitaciones únicas, hoy operadas en diferentes categorías.     

Como testimonio de la relevancia de estos inmuebles está una fotografía fechada en noviembre de 1910 (a inicios de la Revolución Mexicana), donde se observa la Capilla del Cirineo (del siglo XVIII) y los edificios hoy conocidos como Casa Verde (siglo XVII) y Casa Azul (inicios del siglo XIX), que en conjunto forman este impresionante hotel, al cual también se anexa el edificio Briseño, construido en 1949 y que en su tiempo fuera el más moderno en Puebla.

La historia de la Capilla del Cirineo se ha labrado a lo largo de 300 años, funge como la Quinta Estación del Viacrucis en Semana Santa, y al estar consagrada valida los sacramentos ahí recibidos.

EL ARTE DE LA HOSPITALIDAD

Aquí nada es resultado de la casualidad, cada pieza ha sido diseñada para cumplir un propósito.  Por mencionar un ejemplo, la estantería de la Biblioteca atrapa con su destello a los curiosos deteniéndolos a escudriñar las pequeñas piezas de latón, descubriendo con asombro los detalles de figuritas en forma de corazones, brazos, piernas… esas que los exvotos ofrendan en los templos católicos tras recibir un milagro, y que nos recuerda la influencia de la fe dentro de la cultura poblana.

Todo lo que se ve es arte original, gran parte de las piezas fueron elaboradas especialmente para el hotel por artistas mexicanos de gran prestigio, el diseño de su vajilla de talavera fue solicitud expresa de Rosewood hacia la firma de talavera Uriarte, material que se observa también en diversas partes; sin embargo, bajo la premisa de que el arte no tiene fronteras presenta también copas y candelabros de carácter francés; cubiertos y lavabos alemanes; muebles de California y auténticos tapetes persas, entre muchos otros objetos más que logran una combinación del mundo.  

COMPOSICIÓN DEL NEGOCIO

El perfil del hotel es una composición muy particular: de domingo a jueves funcionará con un mercado corporativo, mientras que los fines de semana será de recreo familiar.

EL SELLO ROSEWOOD

La filosofía de la marca es hacer eventos muy elegantes y con muchos detalles, en consecuencia su enfoque va hacia la atracción de las celebraciones pequeñas. Específicamente, en Puebla, monta banquetes no mayores a 250 personas y lo logra habilitando sus tres patios ubicados en distintos niveles de la propiedad; para el resguardo de los invitados se colocan sombrillas que decorativamente se acoplan al espacio; mientras que para cocteles la recomendación es el uso de carpas en dos de los patios, dejando un pasillo intermedio para que puedan comunicarse entre ellos.

EVENTOS AL AIRE LIBRE

  • Las dimensiones de sus jardines y terrazas permiten montar banquetes por separado para 140, 100 y 80 personas
  • La terraza del Rooftop Bar tiene vista de 360°: hacia el norte se observa la Malinche, en los días claros se ve el Pico de Orizaba y el Cofre de Perote, al oeste yacen el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl, mientras que al sur destaca la Iglesia de La Luz. La espectacularidad de la vista aunada al espacio de la alberca permite crear singulares ambientaciones para cocteles, celebraciones o pedidas de mano.

VERSATILIDAD EN SALONES

El salón Zaragoza (con terraza) se ha utilizado en sesiones, cenas corporativas, pedidas de mano y eventos sociales. Está equipado con pantallas y cañones que se ofrecen sin costo extra.

El foyer del área de salones es útil durante cocteles o como zona de registro de los grupos. Adicionalmente dispone de dos pequeñas salas de juntas (reflejo una de la otra) para máximo 24 personas. Su tecnología permite desarrollar video conferencias (incluye cámara y bocinas en el techo).

Por su reciente apertura  ̶ en mayo de 2017 ̶  y con la intensión de que en la plaza se conozca la marca, Rosewood está muy abierta a las negociaciones con los organizadores de eventos.

TUNEL Y EL JARDÍN DEL AMOR

Puebla Colonial guardó celosa  ̶ y literalmente bajo tierra ̶  uno de sus más grandes secretos, puesto que la ciudad se conecta de forma subterránea a través de varios túneles; y durante la construcción del Rosewood se encontró uno, sin embargo, ingeniosamente el hotel ha construido dos más, el más reciente tiene salida directa a un jardín de eventos fuera de la propiedad (cruzando la calle) y que actualmente se habilita para celebraciones sociales con más de 700 invitados. Este jardín se localiza a un costado de la Iglesia de San Francisco y en su perímetro se construye una suite para el descanso y arreglo de los novios y su cortejo nupcial, además de áreas de servicio y cocina. El lugar es independiente a la operación del hotel, sin embargo a través de una alianza les permitirán servir banquetes.

Puebla está creciendo mucho en relación al mercado de bodas-destino y uno de los valores importantes de Rosewood es poder contribuir en la experiencia de sus visitantes, compartiendo la riqueza culinaria y también la parte cultural.

IMPOSIBLE NO PECAR DE GULA

Referirnos a los banquetes en el tema de bodas nos da pie a comentar sobre el excelso servicio que se brinda, también en el área de alimentos y bebidas, el chef Ejecutivo Jorge González, es el responsable de coordinar a verdaderos maestros de la cocina, desplegando una sinfonía de sabores, lo anterior dicho sin intensión de halagar sino de reconocer la maestría en la ejecución de su quehacer diario.

Así definen sus espacios culinarios:

  • Pasquinel Bistrot. Incorpora toques de gastronomía mexicana moderna con la influencia francesa.
  • Café Azul Talavera. Para quienes disfrutan de una comida relajada
  • Bar Los Lavaderos. Íntimo espacio que mezcla la historia de los antiguos Lavaderos de Almoloya del siglo XIX con la contemporaneidad de un moderno bar.
  • Rooftop Bar. En el último piso ofrece frescos cocteles artesanales, tapas mexicanas y carnes frías en un entorno al aire libre junto a la alberca cubierta por talavera.

PARA EL DESCANSO

  • 78 habitaciones
  • 11 de ellas con camas dobles
  • 12 de la categoría Puebla, por concentrar elementos representativos de la cultura local

CONTACTO

Manuel Leal / Director General

10 Normal 1402, col. Barrio del Alto, CP 7200, Puebla, Pue.

Tel: (222) 122 2300

manuel.leal@rosewoodhotels.com / rosewoodhotels.com