TENDENCIAS EN EVENTOS CORPORATIVOS

De acuerdo con un informe publicado por CWT Meetings & Events, estas son las tendencias que marcarán las reuniones y eventos en 2020.

Explosión de lo experiencial

Se potenciarán las experiencias multisensoriales diseñadas para cautivar a los asistentes y conseguir un mayor involucramiento de la audiencia con el contenido, lo que permitirá una mejor comprensión de los mensajes y una conexión más profunda con la marca. Asimismo, se favorecerá la personalización impulsada por la disponibilidad de más datos, con la posibilidad de que los asistentes creen sus propias experiencias dentro de los eventos.

Desarrollo creativo

La creatividad en los eventos seguirá siendo clave en 2020, y se manifestará a través de nuevas fórmulas, por ejemplo, jugar con el montaje de las salas para propiciar mayor interacción. Se aligerará el contenido y se mezclará con periodos que fomenten el involucramiento y el descubrimiento. Se implementarán tiempos de descanso. La tecnología seguirá evolucionando y ofreciendo muchas posibilidades para sorprender a la audiencia.

Planes de contingencia

En 2020 los destinos secundarios e incluso terciarios cobrarán mayor relevancia, algo que puede dejar expuestos a los asistentes si surge algún tema médico o incluso de seguridad física, ya que tradicionalmente, estos cuentan con infraestructuras menos robustas. Por ello, los organizadores de reuniones tendrán que considerar la creación de planes de contingencia que ayuden a la gestión de riesgos. Por ejemplo, contratando a empresas especializadas en riesgos médicos y de seguridad.

Eventos más grandes

event party

Ésta es una tendencia que se verá reflejada a nivel regional (Latinoamérica). Conforme las empresas se globalizan, quieren consolidar sus eventos en la región, realizando reuniones o convenciones más grandes para mejorar su logística y generar economías de escala. Esto permite una mayor inversión en contenido, la contratación de ponentes externos e incluso un aumento de la cantidad de días para hacer la reunión aún más efectiva.

Mayor antelación en la organización

Típicamente en Latinoamérica los eventos se realizaban con una anticipación de entre 30 a 45 días. Esto dificultaba la organización, especialmente a la hora de conseguir el recinto ideal y suficiente alojamiento. Cada vez más empresas están realizando cambios para obtener una mejor gestión de su programa de eventos, lo que incluye planearlos con mayor anticipación. Esta tendencia continuará en 2020 en la región.

Imagen de portada: Free-Photos en Pixabay