GETTING READY… WEDSITE MÉXICO

Amor, unión y capacitación: claves para una reactivación efectiva.

Por: Paula Abreu* 

Desde hace algún tiempo imparto —en distintos lugares— cursos y capacitación sobre ventas, branding, procesos de planeación y logística para la industria de las bodas y el turismo de romance, lo cual me ha dado la oportunidad de conocer a proveedores talentosísimos en toda la República Mexicana.  

Al compartir con ellos me di cuenta de que el uso de “plataformas convencionales” que promueven servicios para esta industria forma parte de su estrategia de ventas. Pero para ser “encontrados” y “vistos” entre un enorme océano de proveedores —muchos de los cuales, hay que decirlo, no hay quien los conozca o pueda garantizar su calidad —hay que pagar grandes sumas de dinero. 

También en conjunto descubrimos que, aunque hay un gran interés en la mayoría por adquirir herramientas para generar tácticas propias de marketing, es complicado y poco común que las pymes podamos tener un departamento concreto que se dedique de lleno a diseñar y establecer estrategias claras para llegar a un mejor mercado o elevar las ventas dentro de una industria sumamente competida.

Como si de la sección amarilla se tratara 

Este 2021, extraño y difícil para todos, cumplo quince años de trabajar en esta industria; escuchar, palpar, sentir, lidiar e intentar entender cada una de las necesidades de las parejas me ha hecho darme cuenta de que su principal preocupación al iniciar el proceso de planeación de la boda, es contratar y contar con proveedores profesionales que cumplan lo que prometen, tan apasionados por su trabajo que incluso superen sus expectativas pues algunos prestadores de servicios encontrados en las ya mencionadas “plataformas convencionales” no hacían más que aumentar la angustia, desconfianza e incertidumbre de las parejas al no tener algún tipo de filtro, estudio, investigación o certificación de calidad, incluso alguna garantía que reafirmara el hecho de estar en esas plataformas, más allá de la posibilidad de pagar un espacio.

Bajo este contexto (y tantas cosas más que volaban en esta loca cabecita) comencé a ser consciente de que aquellos “sitios” no ofrecían a parejas y proveedores el espacio que verdaderamente necesitábamos; que no nos permitían alcanzar o superar las expectativas que buscamos; que, en algunos casos, incluso, no cumplían con las necesidades elementales y que, salvo a la economía de los propietarios de las propias plataformas, no le funcionaban a nadie.  

Una gran boda es el resultado de un gran trabajo en equipo, de la coordinación entre diversos elementos en los cuales cada uno de ellos debe brillar por sí solo, pero que en la labor conjunta hacen que el resultado sea magistral. 

Las parejas merecen tener la tranquilidad de contratar a proveedores profesionales comprometidos y conectar con ellos, de sentirse “cobijados” al tener excelentes servicios para su boda.

Turismo e industria: tórrido romance

“Como México no hay dos” dice una frase quizá muy trillada, pero en la cual creo firmemente. A pesar de que nuestro país es inigualable, rico y lleno de TODO lo que podamos imaginar ―cultura, tradiciones, arquitectura, belleza natural, clima, etc.―, cada vez que los mexicanos tenemos la oportunidad de viajar preferimos ver “hacía afuera” en lugar de “hacia dentro”. 

Por eso, hoy más que nunca es imprescindible que comencemos a promover nuestros destinos y el segmento de romance en México, de dar a conocer todas aquellas experiencias que los destinos mexicanos aportan a las bodas, lunas de miel, viajes de aniversario, escapadas románticas, entre otras. Es momento de hablar de nuestro país y de la enorme riqueza en cada uno de sus destinos, es hora de valorar lo que tenemos. 

Dejemos de pensar que la industria de los eventos y el turismo trabajan y hablan por separado, es tiempo de amalgamarnos y actuar como uno mismo.

Capacitación

Para ser proveedores profesionales y comprometidos con nuestra pasión, con nuestra industria y nuestro país debemos estar sumamente capacitados. Hoy más que nunca debemos asumir que aprender a manejar nuevas herramientas y hacer las cosas de manera diferente debe ser una constante, ir más allá de lo que sabemos es lo que nos diferenciará del resto. 

Comunidad de cupidos

Amo lo que hago, amo la industria a la que pertenezco y sobre todo amo a mi país. Ignoro si antes de la pandemia hacía mucho o poco, no soy quién para establecerlo, pero tras esta “pausa obligatoria” comprendí que hiciera lo que fuera, lo que estaba haciendo no bastaba, no era suficiente; que hacía falta no sólo aportar un “granito de arena” o “dar pequeños pasos”, que esta industria me ha permitido conocer personas maravillosas y sumamente humanas, capaces, creativas y talentosas que conocen a mucha más gente y empresas. Aunque no nos conozcamos de forma directa, nos une el amor y el sueño por sacar adelante a nuestra industria, transformarla y llevarla tan alto como merece estar, pero esto únicamente será posible si lo hacemos de forma colectiva. 

Así nace Wedsite México, la primera comunidad que promueve, profesionaliza y conecta a proveedores garantizados con parejas que quieren vivir una boda de destino memorable en México. 

Wedsite tiene el aval de IWEA Association, primera plataforma de bodas en el país respaldada por una asociación internacional; asimismo es partner de la International Association of Destination Wedding Professionals (IADWP) y de Destination Wedding Stories (DWS).

*Paula Abreu
Wedding planner, directora de la International Wedding & Event Industry Association (IWEA) para México, Wedding Community Founder de Wedsite y autora del libro Chispa y Corazón.

@wedsitemx

https://wedsite.mx/wedsite.mx